Inicio RecetasPlato principal Cómo hacer una buena paella

Cómo hacer una buena paella

by La ladrona de naranjas
Cómo hacer paella

Según RAE, la palabra paella tiene 2 acepciones. Por un lado la define como «un plato de arroz seco, con carne, pescado, mariscos, legumbres, etc.. «. Y por otro lado, es «la sartén en la que se hace la paella».

La paella nació en Valencia, más concretamente se cree que procede de la zona arrocera cercana a la Albufera y sus orígenes se remontan al Siglo XVII.

Eso explica por qué los valencianos son verdaderos expertos en tema de arroces y yo la verdad es que tengo una gran suerte porque mis padres vivieron durante unos años en Valencia (de hecho, mis dos hermanos mayores son valencianos).

Gracias a esta circunstancia y a que mi madre ha sido siempre una gran cocinera, en mi casa siempre hemos comido paellas y arroces de categoría: paella mixta, paella de marisco, arroz con costillas, arroz caldoso y meloso, arroz negro, arroz a banda, etc…

Según los valencianos, para que una paella pueda llamarse paella, ha de cocinarse en una «paella» y tener 10 ingredientes clave: arroz, aceite, pollo, conejo, judía verde, garrofó, tomate, agua, sal y azafrán.

Pero creo que no se puede ignorar el hecho de que este plato ha trascendido tanto a nivel nacional como internacional, que la paella ha pasado de ser una receta con X ingredientes, a ser más bien una técnica. Así que, que me perdonen los valencianos, pero opino que para elaborar una buena paella, lo más importante es llegar a dominar dicha técnica, y a partir de ahí, imaginación al poder.

¿Por qué no ampliar horizontes y redefinir la palabra paella si la gastronomía es precisamente el patrimonio de todas las recetas que van pasando de una generación a otra, creando variantes y dando lugar a nuevas e increíbles recetas una y otra vez?

Para mí, la paella es como una sinfonía de sabores, cuyo protagonista es el arroz, y que le acompañan un buen sofrito, un buen caldo y un ingrediente principal (carne, pescado, marisco, verduras,…).

Y a partir de ahí, podremos añadir los ingredientes que nos apetezca: setas, habas, brócoli, garbanzos, salchicha, chorizo, secreto ibérico … y mil posibilidades más.

De hecho, puede ser una receta estupenda de aprovechamiento, aunque está claro que lo ideal es que si queremos hacer una buena paella, nos planifiquemos bien y compremos con antelación los ingredientes que vayamos a necesitar y además que sean de la mejor calidad posible.

Pero eso no quita que un día de esos en que no sabes qué hacer de comer, abras la nevera y veas unas verduritas ahí solillas. Y tachán!, vas y te marcas una buena paella vegana, que bien hecha, también está riquísima. De hecho, te diré que algunos de los mejores arroces que he cocinado, han surgido de la pura improvisación en un día como esos.

La clave para mí es saber hacer un buen sofrito y un buen caldo y por supuesto saber respetar el punto de cocción del arroz y los ingredientes que lo acompañen. Si llegas a entender y dominar bien estas dos elaboraciones, te aseguro que podrás hacer paellas riquísimas con los ingredientes que quieras.

Cómo hacer un buen sofrito para la paella

Según yo lo veo, la base de todo sofrito mediterráneo que se precie, lleva como mínimo: ajo, cebolla, pimiento (verde, rojo o los dos) y tomate maduro rallado. Y por supuesto todo ello se sofríe con un buen aceite de oliva virgen extra. Los sofritos son la base de muchos de nuestros guisos: estofados, potajes, arroces, …

Sofito

¿Con o sin cebolla?

Ahora bien, en el caso de la paella, los valencianos prefieren no añadir cebolla porque dicen que apelmaza el arroz, y claro, el objetivo es conseguir un arroz tan sabroso como suelto.

Yo en mi caso, sí que la añado; lo siento, pero no lo puedo evitar. Tengo la dieta mediterránea metida en vena y no concibo un sofrito sin cebolla, pero es muy posible que tengan razón en esto.

Además de ajo, cebolla, pimiento y tomate, podemos añadir otros ingredientes al sofrito, dependiendo del tipo de paella que elaboremos. Por ejemplo, pimientos asados, que le dan un toque fantástico de sabor a nuestro sofrito, unas habas y alcachofas en los arroces camperos también quedan fenomenal, etc… Otra opción es añadir apio, zanahoria, calabacín, berenjena, champiñones, setas o la verdura que quieras para para elaborar un rica paella vegana.

Juega con los ingredientes: más ajo o menos ajo dependiendo de si quieres destacar o no su sabor en el sofrito, más o menos pimiento, sofríe primero la carne y/o las cabezas de las gambas en el aceite donde vayas a hacer el sofrito, o prueba a aromatizar el sofrito con un pelín de vino blanco, o brandy en el caso de una paella de marisco, etc… Las variantes son infinitas.

Lo más importante es pochar correctamente todos los ingredientes de nuestro sofrito y que al final se concentre todo de tal modo, que nos quede un sofrito totalmente seco; es decir, que todo el agua que hayan soltado las verduras y el tomate se haya evaporado por completo.

Para ello, debemos tener en cuenta dos factores: sal y tiempo. Debes ir añadiendo un poco de sal cada vez que añades una verdura y además, debes dar tiempo suficiente para que las verduras se cocinen del todo (la sal es higroscópica, por lo que facilita en gran medida el proceso de pochado).

La razón es que así, conseguiremos un sofrito más concentrado de sabor y por otro lado, nos aseguraremos de que nos quede un arroz suelto.

No tengas prisa, un buen sofrito necesita su tiempo, así que puedes hacer tranquilamente el doble de cantidad y congelar la mitad para otra ocasión. Así, para la próxima paella, tendrás una gran parte del trabajo ya hecha.

Otro detalle a tener en cuenta es que debe quedar un pelín aceitoso, ya que ese pequeño exceso de aceite ayudará al final a mantener los granos de arroz sueltos. Se calcula que la cantidad de aceite empleada en el sofrito, debe ser aproximadamente un 20% respecto a la cantidad de arroz.

Sofreir arroz

¿Se sofríe o no el arroz para la paella?

Otro debate que parece no tener fin, igual que el de la cebolla en el sofrito. Aunque muchos grandes cocineros defienden el marcado del arroz de la paella antes de añadir el caldo para obtener un arroz más suelto, otros afirman que con esto disminuimos la calidad del grano.

Borges definió a la paella magistralmente diciendo que era «la que guardaba en cada grano de arroz su individualidad». Vamos, que a este señor le gustaba el arroz suelto y sabroso.

Yo sí sofrío el arroz y lo hago alrededor de 1 minuto junto con el azafrán, y esto ayudará no sólo a conseguir un arroz más suelto sino también con un ligero toque tostado.

Esto se debe a que el calor de la sartén, hará disminuir la humedad exterior de los granos de arroz, pero no conviene pasarse o podríamos estropear el grano y el resultado sería un arroz demasiado seco e insulso.

Es importante añadir en este punto el azafrán para que el arroz coja color. Si lo añadimos después, el arroz cogerá el sabor pero no el color amarillo característico de la paella. Para un mejor resultado, podemos calentar las hebras de azafrán unos segundos al microondas o en la sartén y después, machacarlo con el mortero.

Otra opción es machacarlo e infusionarlo con un poco de caldo caliente antes de añadirlo.

azafrán

¿Qué cantidad de azafrán es aconsejable añadir en la paella?

Por si no lo sabías, el azafrán son los pistilos de esta flor tan preciosa. Yo suelo utilizar una mezcla de especias que lleva ya incluído el azafrán de la marca Carmencita; se llama Paellero y me da buenos resultados de color y sabor en la paella. La caja trae 5 sobres de 4 gr cada uno y el propio fabricante te indica que añadas 1 sobre para 600 gr de arroz, pero yo añado 1 sobre para cantidades entre 400 y 500 gr de arroz.

Azafrán Carmencita

Además, suelo añadir unas pocas hebras de azafrán de la misma marca para reforzar un poco el sabor, ya que me parece que la mezcla de especias está muy lograda, pero algo escasa en azafrán. El precio de la caja del Paellero ronda los 2,25 euros y el precio del azafrán en hebras es de 7,99 euros (bote de 1 gr).

Pero puedes usar simplemente sólo azafrán en hebras o en polvo y un poco de ñora o pimentón, si quieres conseguir un arroz más genuino. El azafrán es una especia muy potente, así que no añadas demasiado. De hecho se añade tan poco, que la dosis correspondiente es muy difícil de pesar, pero como dato orientativo, sería recomendable añadir unos 50 mg para cada 100 gr de arroz aproximadamente; es decir, unas 7 hebras de azafrán.

Azafrán San Román

Si buscas un azafrán de muy buena calidad, te recomiendo el Azafrán San Román, que además ya viene en polvo y dosificado en sobres de 100 mg (1 sobre para unos 200 gr de arroz). De esta forma, te será muy fácil calcular la cantidad de azafrán sin pasarte. Hay dos formatos, en caja de 10 sobres, cuyo precio es de 8,90 euros, y en caja de 50 sobres a 31,90 euros. También se vende en hebras.

Me parece que tiene un precio bastante razonable, teniendo en cuenta que es de origen nacional, 100% natural y en Mayo de 2011, el Azafrán San Román fue seleccionado como uno de los 50 mejores productos gourmet españoles.

Arroz bomba para paella

¿Qué tipo de arroz es mejor para hacer paella?

En general, yo utilizo arroz bomba para todas mis paellas. El arroz bomba es un arroz de grano redondo que se caracteriza porque es capaz de absorber mayor cantidad de caldo que otros arroces, lo que hace que en sus granos se concentre mayor cantidad de sabor.

Además, tiende menos a pasarse o a quedar apelmazado, como pasa con otros arroces de grano redondo.

En España, existe arroz bomba con 3 denominaciones de origen: Calasparra, Valencia y Delta del Ebro. Hay de muchos precios y calidades.

Con un arroz bomba de precio medio se pueden obtener buenos resultados, pero está claro que si quieres hacer una paella de concurso, tendrás que rascarte un poco más el bolsillo y comprar un arroz bomba de buena calidad.

Algunos ejemplos de arroz bomba de calidad superior son: Moli de Rafelet, Illa Riu, La Perla, La esperanza, Flor de Calasparra o Sol de Calasparra. Su precio ronda desde los 5,90 euros a 9,50 euros el kilo.

arroz senia La Perla

Otro arroz que se usa mucho en Valencia para las paellas es el arroz Senia, un arroz con un alto contenido en amilopectina lo que hace que posea una gran capacidad para absorber el sabor y los aromas. Su textura cremosa, resulta ideal para obtener un arroz meloso con muchísimo sabor.

El gran chef Quique Dacosta, ha ensalzado en varias ocasiones su gran potencial, aunque el inconveniente del arroz Senia es que tiende a pasarse con más facilidad que el arroz bomba, así que estate atento al tiempo de cocción y sé muy prudente con el reposo.

No encontrarás distintas gamas de marcas y precios de este tipo de arroz, ya que es una variedad que se estaba perdiendo hasta hace muy poco y gracias a La Perla se está volviendo a recuperar. Su precio aproximado es de 3,50 euros/kilo, precio que me parece bastante razonable si lo comparamos con otros arroces bomba de más baja calidad que rondan ese precio.

Arroz albufera La Perla

Mi último nuevo descubrimiento es el arroz Albufera, que es una mezcla de las dos variedades anteriores: Bomba y Senia. De esta forma, este tipo de arroz combina lo mejor de cada uno: tiene más resistencia a pasarse que el Senia, pero absorbe más sabor que el Bomba.

Su precio ronda desde 4,75 a 6,00 euros el kilo.

Hoy voy a preparar una paella de arroz Albufera con bogavante. Voy a probar este tipo de arroz por primera vez, así que estoy como una niña con zapatos nuevos y no veo la hora de probarlo y contarte el resultado.

Independientemente del tipo de arroz que elijas, fíjate sobre todo en que no haya muchos granos partidos, porque esto haría que el grano soltase más almidón durante la cocción y se obtendría un arroz menos suelto.

Báscula

¿Qué cantidad de arroz añadimos por persona?

Casi todas las recetas de paella aconsejan añadir unos 100 gr de arroz por persona, pero yo pienso que depende mucho de cada familia. En la mía por ejemplo, yo suelo echar 150 gr por persona … ejem, ejem… Será que somos de buen comer, pero es que además nos encanta la paella, así que puede ser que eche los otros 50 gr por pura gula.

Además, me gusta que sobre un poco, porque mola mucho tener una tapita de arroz ya listo en la nevera al dia siguiente. Otra ventaja del arroz bomba, porque si se prepara bien, al día siguiente sigue estando en su punto. Adiós al mito de que el arroz sólo está bueno recién hecho.

También creo que depende bastante del tipo de paella que hagamos; es decir, una paella de carne o mixta suele saciar más que una de marisco o una paella vegetariana, así que puedes calcular la cantidad de arroz por persona, en función de la cantidad y el tipo de ingredientes que añadas a tu paella. Es decir, si por ejemplo añades bastantes trozos de carne, disminuye la cantidad de arroz.

¿Cuál es la proporción adecuada de caldo y arroz?

Esto va a depender del tipo de arroz que cocinemos. En el caso del arroz bomba, también va a depender de una u otra variedad, pero lo normal es unas 2,5 veces a 3 veces de caldo en proporción a la cantidad de arroz. Así por ejemplo, para 500 gr del arroz bomba que yo utilizo, suelo añadir 1.250 ml de caldo

Lo más sencillo es seguir las instrucciones del fabricante que suelen venir especificadas en el paquete.

_____________________________________________________________

Resumiendo. Ya hemos visto cómo elaborar un buen sofrito, qué tipos de arroces podemos elegir, qué ración de arroz por persona y cuánta cantidad de caldo y azafrán por medida de arroz.

¿El siguiente paso?

Cómo elaborar un buen caldo para paella

Caldo

Para elaborar un buen caldo, lo primero que necesitamos es buena materia prima y un poco de tiempo y paciencia, aunque en realidad, nuestra olla hará casi todo el trabajo por nosotros.

Existen infinidad de tipos de caldos: de pollo, de jamón, de pescado, de marisco, de verduras, etc…. pero para mí la regla de oro a la hora de conseguir una mayor concentración de sabor en nuestro caldo, es por un lado, tostar los ingredientes que vayamos a usar, y por otro, partir siempre de agua fría sin sal.

Estas dos premisas, facilitan el proceso de ósmosis, por el cual el sabor de los ingredientes se traspasa al líquido en el cual lo sumergimos. Y lógicamente, el objetivo de todo caldo es conseguir la mayor concentración de sabor posible.

Otro factor a tener en cuenta es el tiempo, ya que no es lo mismo elaborar un caldo de pollo, que cuanto más tiempo lo tengamos, obtendremos un caldo mucho más rico y concentrado de sabor, que un caldo de marisco, en donde si nos pasamos de tiempo, se oxidará y obtendremos sabores y aromas no deseados.

Ah! y no olvides desespumar tus caldos cuando rompan a hervir, para retirar las impurezas que van subiendo a la superficie. Estas impurezas, además de enturbiar nuestro caldo, también nos aportarán sabores extraños que no queremos.

También debemos tener en cuenta que la cantidad de agua que añadamos menguará más o menos, dependiendo del tiempo que tengamos hirviendo el caldo y del tipo de olla que utilicemos, ya que por ejemplo, en olla express se evaporará menos líquido que en una olla tradicional.

Pero como dato orientativo, primero calcula la cantidad de caldo que vas a necesitar en función de la cantidad de arroz que quieras preparar, y después, a esa cantidad, añádele aproximadamente un 50% más de agua para caldos de carnes y un 30 % más de agua para caldos más cortos de pescado y/o marisco.

De esta forma, si por ejemplo voy a añadir 400 gr de arroz y el fabricante me indica que debo añadir 2,5 medidas de caldo por 1 de arroz, eso significa que debo obtener 1 litro de caldo.

Por lo tanto, si voy a hacer un caldo de pollo por ejemplo, añadiré 1,5 litros de agua para hacer el caldo. Y si lo que quiero hacer es un caldo de pescado y marisco, añadiré 1,3 litros de agua para hacer mi caldo.

Y mejor que sobre a que falte caldo. Si te sobra, pues fenomenal porque puedes congelarlo en tarritos para elaborar salsas muy ricas en otro momento.

Por ejemplo, un caldito de pescado para una salsa verde, un caldo de carne para una salsa española, o un caldo de verduras para una rica sopa improvisada de verduras.

También puedes elaborar caldo para 2 veces y congelar la mitad para otro arrocito express, sobre todo si ese día hay un buen género en el mercado para hacer un caldo deluxe.

Aprovecha y así tendrás un caldo estupendo para 2 veces. Y si además, ya tienes también tu sofrito listo y congelado, la próxima que decidas hacer arroz, será coser y cantar.

A continuación te doy una lista de sugerencias de ingredientes y tiempos para distintos tipos de caldos, pero son sólo una referencia para que te sirvan de ejemplo, porque puedes hacer caldos con los ingredientes que quieras. Las cantidades son para obtener 1 litro de caldo aproximadamente.

1. Receta de caldo de pollo

Caldo de pollo

Ingredientes: 1 trasero de pollo, 1 carcasa de pollo, media cebolla, 1 zanahoria, la parte verde del puerro, unos granitos de pimienta negra, 1 hoja de laurel y 1,5 litros de agua.

Preparación: Tuesta la carne y las verduras cortadas como quieras, en el horno a 200 grados y con un poco de Aove, hasta que veas que están doraditas. Introduce la carne en la olla y cubre con el agua. Cuando rompa a hervir, tapa y cocina a fuego bajo durante al menos 1 hora (en olla exprés unos 25 minutos con presión baja). Si lo prefieres, puedes añadir una bouquet garni con hierbas aromáticas para perfumar el caldo.

Si quieres un caldo aún más concentrado, déjalo más tiempo pero tendrás que añadir más agua al principio. No te olvides colarlo con un colador de malla fina al terminar y tenerlo caliente cuando lo vayas a añadir al arroz.

2. Receta de caldo de costillas

Caldo de costillas

Ingredientes: 1 kg de costillas de cerdo, media cebolla, 1 zanahoria, 6 dientes de ajo sin pelar, la parte verde del puerro, unos granos de pimienta negra,1 hoja de laurel y 1,5 litros de agua.

Preparación: El mismo procedimiento y tiempo que el caldo de pollo, sólo que puedes marcar las costillas en la paellera en vez de en el horno si lo prefieres; así también aprovecharemos el sabor que las costillas dejan en el aceite para preparar ahí mismo nuestro sofrito.

Además en este caso, las costillas no sólo serán el ingrediente principal para elaborar el caldo, sino que además serán el ingrediente principal de nuestro arroz. Es decir, que aprovecharemos la carne para elaborar un deliciosa paella de costillas (en el enlace te dejo la receta completa).

3. Receta de caldo de pescado

Caldo de pescado

Ingredientes: 500 gr de morralla (pescados de roca muy sabrosos para hacer caldo), las cabezas y peladuras de 300 gr de gamba arrocera, media cebolla, la parte verde del puerro, 1 rama de apio, perejil, 1 hoja de laurel, unos granos de pimienta negra y 1,3 litros de agua.

Preparación: Sofreír todo en la paellera con un poco de Aove, aplastando bien las cabezas de las gambas, desglasar con un chorro de brandy y añadir 1,3 litros de agua fría. Cuando rompa a hervir, desespumar, tapar y seguir cocinando a fuego medio durante 20 minutos. Colar y mantener en caliente, listo para añadir al arroz.

También puedes elaborar un buen caldo de pescado con huesos de rape, una cabeza de merluza o unos cangrejillos. Prueba a hacer distintas combinaciones según lo que haya en el mercado ese día con buena pinta.

4. Caldo de Verduras

Caldo de verduras

Ingredientes: media cebolla, 1 puerro (incluye la parte verde, ya que es la que más sabor da), 1 rama de apio, 1 tomate, 4 ajos enteros, 2 zanahorias, un puñado de judías verdes (unos 100 gr), 6 alcachofas, unos granos de pimienta, un bouquet garni con las hierbas que te gusten y 1,5 litros de agua.

Preparación: Corta y sofríe todas las verduras unos 5 minutos, excepto las judías verdes y las alcachofas. Mientras ve limpiando y cortando las judías verdes del tamaño que a tí te gusten, y limpia y tornea las alcachofas.

Añade a la olla las judías, las alcachofas, los granos de pimienta y el bouquet garni y cubre con el agua fría. Cuando rompa a hervir, tapa, baja el fuego y cuece a fuego bajo durante 30 minutos.

A los 15 minutos, comprueba la textura de las judías verdes y las alcachofas. Si ves que están en su punto, sácalas y reserva aparte, porque podrás añadirlas a tu arroz en el momento de echar el caldo. Para facilitarte la labor y no estar un buen rato pescando judías verdes, las puedes introducir al principio en una malla de legumbres.

Una vez colado el caldo, el resto de verduras puedes aprovecharlas para hacer una crema de verduras añadiendo un poco de caldo si te sobra.

¿Cuánto tiempo debemos cocinar el arroz de la paella?

Una vez que ya hemos elaborado el caldo, el cual tenemos colado y listo para usarse, hemos elaborado nuestro sofrito y hemos marcado el arroz con el azafrán, por fin llega el momento de añadir el caldo a la paellera. Recuerda que el caldo siempre se añade muy caliente y si está a punto de hervir, mejor que mejor.

Remueve ligeramente para distribuir todos los ingredientes y prueba el punto de sal del caldo. Este es el momento de añadir más sal en caso de que falte. Procura dejarlo un pelín más salado de lo normal, porque una vez cocinado, perderá algo de sabor.

Y ojo!, no lo muevas más durante la cocción, o comenzará a soltar almidón y te quedará un arroz apelmazado.

El tiempo que tarda el arroz en cocinarse depende del tipo de arroz que hayamos usado, pero también va a influir otro factor, que es la altitud a la que estemos con respecto al nivel del mar. Sí, sí ….. has leído bien.

No me voy a enrollar con la explicación científica de porqué la altitud influye en la cocción del arroz, pero esto quiere decir que no puedo darte una referencia exacta de tiempo. Sólo puedo darte una aproximación: entre 15 y 20 minutos.

Te recomiendo que comiences a fuego fuerte y que cuando veas que ya se ha consumido aproximadamente la mitad del caldo, bajes el fuego a la mitad.

A partir de ahí, cuando observes que ya se ha consumido casi todo el caldo, ve probando el arroz. Tiene que quedar un poco al dente, es decir, blando por fuera pero todavía un pelín duro en el centro. Es difícil de explicar el punto exacto del arroz para terminar nuestra paella, pero irás cogiéndole el tranquillo poco a poco.

Déjalo reposar tapado con un paño unos 5 minutos para que termine de cocinarse el centro del grano, prueba para ver si necesita más reposo.

Una vez en la mesa, y que todos hayan admirado tu obra maestra, toca el momento de garabatear este bonito cuadro.

Sé que da mucha pena, pero es necesario removerlo un poco para cortar la cocción y que no se pase.

Receta de arroz con pollo y verduras

Aquí te dejo 2 estupendos vídeos en los que María José San Román, la reina de los arroces y del azafrán, prepara un delicioso con pollo y verduras. María José San Román es la chef del restaurante Monastrell en Alicante, que cuenta con una estrella Michelín.

Además de ser una excepcional formadora en temas de gastronomía, y una gran embajadora de algunos de nuestros productos estrella como el aceite de oliva o el azafrán, preside la asociación Mujeres en Gastronomía, en la que se pone en valor el talento de la mujer dentro de la gastronomía, que ya era hora.

Un detalle muy peculiar de los arroces de María José, es que ella infusiona el azafrán con un poco de agua o caldo. Según María José, esto hace que así se obtenga mejor su esencia y sabor.

Si nunca has preparado una paella, estos vídeos pueden ayudarte mucho para poder observar todo el proceso y si ya eres un cocinillas de los arroces, seguro que te ayudarán a mejorar tu técnica.

Arroz con pollo y verduras, parte 1
Arroz con pollo y verduras, parte 2

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo