Inicio RecetasPlato principal Quiche integral de espinacas y bacalao

Quiche integral de espinacas y bacalao

by La ladrona de naranjas
Quiche integral de espinacas y bacalao

Ya comenté en otro post que en temporada de espinacas, procuro consumirlas al menos una vez por semana, sobre todo por su aporte en hierro y Vitamina C, además de otras muchas propiedades. Y lo cierto es que es una verdura muy versátil y que se cocina en un plis-plas. Aunque cruda en ensalada, también es una buena opción. Pero hoy me he levantado con el día a lo francés, y he decidido preparar una quiche integral de espinacas y bacalao, que está mal que lo diga yo, pero estaba de cine.

Además llevaba varios días super impaciente, deseando probar mi última y extraña adquisición: un paquete de harina de teff. Esta harina procede de las semillas de una planta etíope antiquísima, que al parecer, se lleva usando desde hace miles de años por aquellos lares.

Planta de teff

Resulta que el teff es un pseudo-cereal, algo así como la quinoa, y lo interesante de la harina que se obtiene de esta milenaria planta, es que tiene un índice glucémico muy bajo, un alto contenido en fibra y que es muy rica en ciertos minerales, sobre todo en fósforo, potasio, calcio y magnesio. Actúa como prebiótico y es rico en Lisina, un aminoácido que juega un papel crucial en la asimilación del calcio.

Harina de teff, semillas de teff

Además tiene un alto poder saciante y no contiene glúten, por lo que es ideal para las personas alérgicas o intolerantes al glúten. Y al tener un índice glucémico muy bajo, también es apta para personas diabéticas.

Afortunadamente yo no soy ni lo uno ni lo otro, pero me encanta experimentar con harinas diferentes y ésta en particular me ha parecido muy aromática y con sabor muy agradable. El único contra es que al no tener gluten, la masa de la quiche es más frágil y se resquebraja fácilmente, pero no hay nada que un huevo no pueda solucionar, así que más o menos, he salvado la situación.

Detalles antes de comenzar

DificultadRacionesTiempo de preparación Tiempo de cocinado
MediaPara 4 personas
75 minutos aprox 12 minutos + 5 minutos para la masa en horno a 190º
20 minutos en horno para la quiche a 190º
Se recomienda dejar reposar al menos 1 hora

Ingredientes para la quiche integral de espinacas y bacalao

Para la masa quebrada:

  • 180 gr de harina integral de teff (puedes sustituirla por cualquier otra harina integral)
  • 90 gr de mantequilla de la mejor calidad posible
  • 1 huevo M
  • 1/2 cdita. de bicarbonato
  • 3 gr de sal marina fina

Para el relleno de la quiche:

  • 1 cebolla grande
  • Medio puerro (la parte blanca)
  • 300 gr de espinacas frescas
  • 250 gr de migas de bacalao desalado (otra opción podría ser con bacalao ahumado o salmón ahumado)
  • 50 gr de pasas sultanas ( también la hago a veces con dátiles picaditos, pero eso sí, te ruego que no uses pasas moscatel que son demasiado dulces y quedará incomible. Te lo digo por experiencia propia)
  • 30 ml de brandy
  • 2 huevos M
  • 30 gr de maizena
  • 200 ml de nata fresca (30% materia grasa)
  • Un pelín de pimienta blanca, más pelines de pimienta negra, y 1/3 de una nuez moscada
  • 1 cda. de pan rallado y parmesano rallado como si no hubiera un mañana (si no puedes tomar gluten, omite el pan rallado y listo)

Elaboración de la quiche integral de espinacas y bacalao

Para la masa quebrada:

  1. En un bol, mezcla la harina con el bicarbonato y la sal.
  2. Añade la mantequilla fría cortada en cubitos pequeños y desmenuza con la mano mezclando con la harina. Debe quedar una textura como de migas.
  3. Haz un hueco en el centro y añade el huevo. Amasa con la mano, hasta mezclar bien todo y que quede una masa compacta. Si has usado una harina con gluten, ten cuidado en este paso; no amases demasiado para no activar el gluten, ya que la idea no es hacer pan.
  4. Forma una bola y tapa con papel film. Reserva en la nevera 1 hora, tiempo durante el cual, puedes ir preparando el relleno.
Masa quebrada con harina de teff

Para el relleno:

  1. En una sartén con un poco de aove y sal, sofríe la cebolla y el puerro cortados en mirepoix.
  2. Añade un par de vueltas de molinillo de pimienta blanca y unas 10 vueltas de pimienta negra. Ve removiendo y añadiendo más aceite poco a poco conforme veas que sea necesario, y deja que la cebolla y el puerro caramelicen lentamente .
  3. Cuando veas que se tuestan ligeramente, añade el brandy y flambea (o si te asusta flambear, deja un par de minutos para que se evapore el alcohol. Un consejo muy útil de parte de Stevie Wonder que yo no sabía hasta que casi prendo fuego en mi cocina. «Si flambeas, apaga la campana extractora»).
  4. Añade las espinacas enteras si son pequeñas y si son grandes, córtalas en trozos no demasiado pequeños. Ten en cuenta que al perder el agua, encogerán muchísimo. Remueve bien y tapa, para que se cocinen al vapor con su propia agua. Con 2 ó 3 minutos será suficiente.
  5. Añade la nata con las pasas y deja que reduzca un par de minutos.
  6. Desmigaja bien el bacalao y añade a la sartén. Remueve y aparta del fuego.
  7. Reserva unos 15 minutos. Durante ese tiempo, el bacalao se cocinará ligeramente con el calor residual y la mezcla se enfriará un poco antes de añadir los huevos.
  8. En un vaso aparte, bate los huevos con la maizena hasta que no veas grumos (recuerda que la maizena hay que mezclarla primero en frío antes de añadirla a un líquido caliente, porque sino, saldrán grumos imposibles de quitar)
  9. Junta las dos preparaciones y añade la nuez moscada rallada. Remueve bien y prueba para rectificar de sal y pimienta negra.

Montaje final y horneado de nuestra quiche:

  1. Precalienta el horno a 190º.
  2. Saca la masa de la nevera y ponla sobre papel de hornear con un poco de harina espolvoreada. Con la palma de la mano, intenta extenderla un poco y después sigue con el rodillo desde el centro hacia afuera. Espolvorea un poco de harina de vez en cuando para que no se pegue el rodillo. Es normal que se agriete o se rompa, ¿recuerdas cuándo jugabas con plastilina? pues esto es igual. Cogemos un trocito de masa donde nos sobre y pegamos donde se haya roto. Pasamos el rodillo de nuevo y tachán! aquí no ha pasado nada. Además así le vamos dando forma redonda poco a poco.
  3. Yo he usado un molde para quiche de 25 cm, así que la he extendido unos 30 cm más o menos para que me dé para cubrir el fondo y las paredes. Cuando la masa sea del tamaño deseado, enróllala sobre el rodillo y ve desenrollándola sobre el molde con mucho cuidado.
  4. Presiona ligeramente el fondo con los dedos y después, ve presionando las paredes con cuidado, para que vaya tomando la forma del borde. Y lo mismo que antes. Si ves que en algún lado está más fina o que se rompe, no problem. Coge un trocito de donde sobre y pega donde falte. Así de sencillo.
  5. Cuando la tengas requete preciosa, pasa el rodillo por los bordes para eliminar lo sobrante y voilá.
Masa quebrada integral

6. Pon encima el papel de horno de antes y llena bien de garbanzos o cualquier otra legumbre. Yo uso siempre los mismos garbanzos una y otra vez, porque lógicamente, ya no se podrán usar después para ningún guiso. Así no los desperdicio, porque se pueden usar las veces que queramos. Cuando enfríen, guárdalos en un bote o bolsa de plástico y listo para la próxima vez.

Hornear masa quebrada con garbanzos

7. Mete en el horno con calor arriba y abajo y ventilador si tienes. Hornea unos 12 minutos con los garbanzos encima y otros 5 minutos sólo la masa. Saca del horno y deja un ratito que enfríe.

8. Vierte la mezcla del relleno y espolvorea con parmesano recién rallado. Esparce una cda. aproximadamente de pan rallado por encima y un chorrito de aove. Así te quedará una costra deliciosamente crujiente por encima.

Quiche integral de teff
Quiche integral de espinacas y bacalao

9. Vuelve a meter al horno a 190º y hornea unos 20 minutos aprox. o hasta que veas que está bien doradita por encima.

10. Cuando la saco del horno, me gusta rallarle otro poco de parmesano por encima para que quede más chula y otro pelín de aove por encima que realzará bien los sabores de nuestra quiche.

11. Te aconsejo dejarla reposar entre 1 y 2 horas, para poder cortarla bien. Además al enfriar, se acentúa mucho más el sabor.

Quiche integral de espinacas y bacalao
Quiche integral de teff con espinacas y bacalao

Consejos

  • Te recomiendo que pongas el papel de horno que has usado entre el molde y la masa, una vez la hayas horneado y enfriado, antes del paso 8. De esta forma podrás desmoldarla mejor antes de servir. O también puedes servirla directamente en el molde, pero te será un poco más difícil cortarla y además tardará más en enfriarse.
  • Para acortar los tiempos, yo suelo preparar la masa y el relleno la noche antes, reservo en nevera y al día siguiente sólo tengo que montar la quiche y hornearla.
  • Y si sobra quiche, al día siguiente está deliciosa; yo incluso diría que mejora. Simplemente calienta un poco en el micro, pero no te pases; lo suficiente para quitarle el frío de la nevera y que se temple. Así tendrá más sabor que si la calientas mucho.
Cookie salada con harina de teff
Como me ha sobrado un poco de masa, he preparado un par de galletas. Le he añadido un toque de sal gruesa por encima y la verdad es que me ha gustado mucho el resultado. Para la próxima, seguro que preparo más cantidad de masa y hago distintas galletas, con sésamo, o chía, algas, etc…

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo