Inicio RecetasPlato principal Coca fácil de hojaldre y bonito

Coca fácil de hojaldre y bonito

by La ladrona de naranjas
Coca fácil de hojaldre y bonito

Esta receta de coca fácil de hojaldre y bonito es lo que yo llamo una receta de fast food casero. Super-rápida, super-fácil, super-casera y super-adictiva.

Hoy en día la tendencia generalizada cuando no nos apetece cocinar, es consumir productos precocinados del supermercado o de los establecimientos de fast-food, que crecen como hormigas.

Hamburguesas, pizzas, pollo frito, tacos, shawarmas, …. la lista crece y crece cada día según aumenta la demanda. El problema es que lo que antes suponía un consumo ocasional, ha ido pasando poco a poco a formar parte de nuestros hábitos alimenticios.

Entiendo que a veces no tenemos ganas de ponernos a cocinar en determinados momentos, por ejemplo viendo una peli un sábado por la noche. A mí me pasa también. De repente te asaltan unas ganas irrefrenables de comerte una guarrindongada y por supuesto, sin ningún esfuerzo, que te la traigan a la puerta de tu casa. Es un momento de relax, de puro hedonismo, y qué bien sienta romper las reglas de vez en cuando.

Pero si te pararas a pensar en qué narices te estás comiendo exactamente …

… se rompería ese momento mágico, ¿no?, así que mejor no pensar… mejor comer y disfrutar.

El problema es que yo ya no disfruto con este tipo de «comida», porque creo que cuando profundizas un poquito en el tema de la alimentación y comienzas a poner todo el cariño en seleccionar los mejores ingredientes para preparar tus platos, poco a poco te va cambiando el paladar.

Digamos que inevitablemente se produce una evolución que ya no tiene marcha atrás, y eso conlleva naturalmente un cambio de gustos. Por poner un ejemplo, las hamburguesas de una franquicia muy conocida que hace años me gustaban, ahora me saben a cartón. Y no puedo evitar hacerme la pregunta de ¿qué llevará esto?, ¿pero qué estoy comiendo?…

Si a tí te pasa lo mismo, es muy posible que hayas empezado a preparar tus propias pizzas y hamburguesas para esos momentos de vaguismo y relax en los que apetece compartir algo rápido y reconfortante.

Está claro que preparar nuestra propia comida fast-food, es más laborioso que coger el teléfono y pedirla, pero …

… con algunos truquillos, no necesitamos invertir demasiado tiempo y el resultado será infinitaaaaaaamente mejorrrrr.

Por ejemplo, en este caso utilizaremos una lámina de hojaldre comprado en el super porque el hojaldre es una de esas masas que es super laboriosa y como ya se han encargado los señores fabricantes de elaborarla estupendamente bien, pues echamos mano de la del super y aquí no ha pasado nada.

Eso sí, yo procuro que sea hojaldre elaborado con mantequilla, no con palma, porfa plís, que ya sabemos que la grasa de palma, además de atascarnos venas y arterias, entre sus bondades también está el hecho de que se están deforestando selvas enteras para poder cultivarla.

Y además para facilitarnos aún más la labor, partimos del relleno ya elaborado de la empanada de bonito, pero si no lo tienes hecho, no te preocupes que te voy a dar alternativas. En cualquier caso, no tardarás más de 10 minutos en meter al horno tu deliciosa coca y lo mejor de todo es que sabrás con seguridad lo que coméis tú y tu familia.

Detalles antes de comenzar

DificultadRacionesTiempo de preparación Tiempo de cocinado
FácilPara 2 pax.Un plis-plas15 minutos aprox. al horno a 200°

Ingredientes para coca fácil de hojaldre y bonito

  • 1 lámina de hojaldre
  • 300 gr de relleno de la empanada de bonito
  • 250 gr de mozzarella fresca (si no tienes, puedes usar la que viene en rodajas)
  • Parmesano rallado a tu libre albedrío (¡viva el parmesano!)
  • Media cebolla (opcional)
  • 1 lata pequeña de aceitunas sin hueso
  • Un par de cdas. de orégano seco
  • 2 cdas, de sésamo (opcional)

Elaboración de la coca fácil de bonito

Primero extendemos la lámina de hojaldre sobre el papel vegetal que la suele envolver. Pinchamos por todas partes con un tenedor en plan Norman Bates en Psicosis y vamos repartiendo el relleno de bonito por todas partes dejando un pequeño borde alrededor.

Vamos cortando trocitos de mozzarella (sin comérnoslos, que lo mismo empiezas por la mozzrela y te acabas comiendo la coca antes de hacerla y no es plan). Encima vamos repartiendo la media cebolla cortada en brunoise (cuadraditos pequeñitos) y embadurnada con un poco de aove.

Cebolla en brunoise

Si estás en pijama y tan relajado que cortar cebolla en este momento te parece una odisea, no tienes por qué añadirla, ya que es opcional, pero yo la añado para darle un punto crunchi a la coca.

Ese punto crujiente también se lo daremos con el sésamo, que lo esparciremos por la superficie junto con el orégano, las aceitunas cortaditas por la mitad y el parmesano rallado.

Por último, un chorrito de Aove bien repartido y al horno a 200 grados con calor arriba y abajo y ventilador si tu horno tiene.

Coca fácil de bonito

Horneamos unos 15 minutos aprox. hasta que veas que el hojaldre está bien doradito y crujiente por todas partes. Espera unos minutillos a que se enfríe un poco antes de cortar la coca y …

Voilá!

Pizza de hojaldre bonito

Ya puedes volver al sofá a disfrutar de esta delicia, y que sepas que tumbado en plan bacanal romana, sabe mejor.

Bon appétit!

2ª Versión en caso de no tener el relleno preparado.

Si no habías hecho la empanada de bonito con anterioridad y por lo tanto, no tenías en la nevera el rico relleno para hacer tu coca fácil de bonito, que no cunda el pánico.

Simplemente, esparce un poco de tomate frito mezclado con orégano por la lámina de hojaldre, distribuye la mozzarella y completa con lo que prefieras. Por ejemplo, a mí me encanta con cebolla, pimiento rojo, pimiento verde, aceitunas y atún, además del parmesano rallado que no puede faltar. Recuerda embadurnar las verduras con un poco de aceite y sal antes de distribuirlas por la coca.

En realidad es el mismo patrón de una pizza, así que puedes añadir los ingredientes que quieras. Por ejemplo, como en esta coca de cherrys asados, albahaca y mozzarella fresca.

Consejos

No te olvides que es una coca, no una tarta; si pones demasiada cantidad de ingredientes, el hojaldre no se cocerá bien y se quedará algo crudo.

Si aún así, estás emocionado en pleno proceso creativo y decides añadir muchos ingredientes o ingredientes que sueltan mucha agua como por ejemplo champiñones, otra opción sería meter el hojaldre sólo en el horno unos 5 minutos hasta que veas que se hincha como una almohada y se dora ligeramente.

Después añade el tomate y orégano, repartiendo por encima tus ingredientes y vuelve a meter tu obra maestra al horno para que se termine de hornear todo junto.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo