Inicio RecetasDulce Cookies integrales de avena y coco

Cookies integrales de avena y coco

by La ladrona de naranjas
Galletas integrales de avena y coco

Harta de buscar sin éxito en el supermercado unas galletas decentes para mi hija, surgió esta receta de cookies integrales de avena y coco. La idea era hacer unas buenas galletas 100% integrales, lo más saludables y energéticas posible.

Reuní los ingredientes que me gustaría que llevaran e hice varias pruebas. Y así nacieron estas cookies, como un delicioso Frankenstein, crujientes por fuera y esponjosas por dentro, y con un montón de matices de sabores diferentes.

El dulzor de la almendra y la avena contrarrestan muy bien con la sal marina y el sabor fresquito del coco. Me encanta el coco, sobre todo para elaboraciones dulces: aceite de coco, leche de coco y coco rallado.

Y me dije, ¿por qué elegir uno pudiendo elegir los tres?, si algo he aprendido con estas galletas, es que el coco nunca sobra.

Así que esta receta lleva bien de coco en todos sus formatos posibles y esto es lo que le da el toque maestro. Siempre triunfan allá donde van y son ideales para llevártelas de excursión o para un snack a media mañana o a media tarde, ya que son muy saciantes y energéticas, gracias a la avena y el coco.

Detalles antes de comenzar

DificultadRacionesTiempo de preparación Tiempo de cocinado
FácilPara 50 cookies aprox.30 minutos + 1 hora de reposo en nevera 15 min en horno a 170º

Ingredientes para las cookies integrales de avena y coco

Ingredientes secos
  • 200 gr de harina integral de avena
  • 160 gr de copos de avena finos
  • 60 gr de almendra molida
  • 80 gr de almendras enteras machacadas en trocitos no muy pequeños (que se note la almendra)
  • 80 gr de coco rallado
  • 4 gr de levadura + 1/2 cdita de bicarbonato
  • 1/2 cdita de sal marina gruesa + 1 pizca de canela
  • 120 gr de panela + 10 gr de panela avainillada
Ingredientes húmedos
  • 160 gr de aceite de coco virgen extra
  • 140 gr de leche de coco (de lata)
  • 2 cdas. de sirope de ágave

Elaboración

  1. En primer lugar, derretimos el aceite de coco en un cazo a fuego suave junto con la leche y el sirope de ágave, mezclamos bien y dejamos que se temple. Por si nunca has utilizado leche de coco, has de saber que cuando abras la lata posiblemente te encuentres una parte más sólida arriba y la más líquida abajo. Por lo tanto, remueve bien antes de añadirla. Con la leche que te sobre puedes elaborar un curry o unas trufas de chocolate y coco.
  2. Mientras, vamos mezclando todos los secos en un cuenco grande y hacemos un agujero en el centro. Vertemos la mezcla de los húmedos y a ensuciarse las manitas. Lo amasamos muy poco, lo justo para que se mezclen todos los ingredientes, sobre todo si en vez de harina de avena usamos alguna otra con gluten.
  3. Reservamos en nevera 1 hora aprox. y al cabo de ese tiempo, la sacamos y vamos formando las cookies. Antes ve precalentando el horno a 170º con calor arriba y abajo (y ventilador si tu horno lo tiene).
  4. Cubrimos la bandeja de horno con papel de hornear y vamos formando bolas de masa con las manos del tamaño que prefieras, las aplastamos con la palma de la mano y vamos colocándolas en la bandeja.
  5. Horneamos 15 minutos aproximadamente (depende de cada horno) a 170º , hasta que veamos que los bordes se ponen dorados. Ve pasándolas a una rejilla para enfriar con ayuda de una espátula o lengua.

Al sacarlas del horno verás que aún están algo blandas y delicadas, pero no te preocupes. Se volverán más crujientes y compactas en cuanto se enfríen del todo.

Galletas integrales de avena y coco
¿Ves los trozos de almendra? son irregulares y al morder la galleta mola que se noten

Cookie-consejos

Seguramente te saldrá para dos tandas de galletas. Yo divido la masa en dos y congelo la otra mitad para otra ocasión. Da mucha alegría saber que tienes masa de galletas en el conge de reserva. Cuando la vayas a utilizar, simplemente, sácala unas horas antes a que descongele y ya tienes masa lista en un plis plas.

Estas galletas están muchísimo más ricas a las 24 horas de hacerlas. Cuando se enfríen del todo, pásalas a un taper hermético, bote de cristal o lata y te aguantarán bastantes días. En verano puedes guardar unas cuantas en nevera e ir sacando según se te vayan gastando las que conservas fuera de la nevera. Así te durarán más tiempo sin revenirse o estropearse, pero de todas formas , al no llevar huevo ni leche, aguantan bastante.

Bon appetit!

Galletas integrales de avena y coco
También pueden ser un buen detalle navideño

ENTRADAS RELACIONADAS

2 Comentarios

Susana 16 de marzo de 2022 - 07:53

Se ven deliciosassss…

Responder
La ladrona de naranjas 16 de marzo de 2022 - 08:07

Están super ricas. Triunfan siempre!!

Responder

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo