Inicio RecetasBebidas Gazpacho de tomate y remolacha

Gazpacho de tomate y remolacha

by La ladrona de naranjas
Gazpacho de tomate y remolacha

En verano siempre tengo algún gazpacho preparado en la nevera: de tomate, de fresas, de sandía, de melón o este rico gazpacho de tomate y remolacha. Además tenemos una pequeña huerta y siempre hay un momento en que pasa de no dar un puñetero tomate, a dar tomates sin parar, así que aprovecho este excedente para preparar grandes jarras de gazpacho, salmorejo o conservas de tomate frito.

Este gazpacho en concreto es una bebida perfecta no sólo para refrescarte en verano, sino además, para meterte una buena dosis de vitaminas y antioxidantes.

El sabor entre dulce y terroso de la remolacha casa muy bien con la acidez del tomate y si no lo has probado, seguro que te sorprende esta combinación de sabores. En forma de salmorejo también funciona muy bien y es aún más sencillo de preparar.

Detalles antes de comenzar

DificultadRacionesTiempo de preparación Tiempo de cocinado
FácilPara 2 litros de gazpacho aprox.20 minutos aprox.Remolacha asada: 60 minutos a 180º

Ingredientes para el gazpacho de tomate y remolacha

  • 2 kg de tomates maduros de pera o rama (si son ecológicos, mejor que mejor porque no los vamos a pelar)
  • 2 remolachas medianas (unos 400 gr en total aprox)
  • 100 gr de pimiento rojo
  • 1/2 cebolla mediana (unos 100 gr aprox)
  • 1 pepino (160 gr aprox)
  • 1 diente de ajo mediano
  • 3 cdas. de vinagre de Jerez (20 ml aprox) + 1 cda. de vinagre de manzana (7ml aprox)
  • 6 cdas. de Aove (unos 45 ml aprox. Procura usar un aceite más bien suave, tipo Arbequina por ejemplo)
  • 400 ml de agua (opcional)
  • 3 cditas. de sal
  • Pimienta negra recién molida al gusto

Elaboración del gazpacho de tomate y remolacha

  1. Precalienta el horno a 180º e introduce las remolachas sin pelar y envueltas en papel de aluminio en un recipiente para horno. Asa durante 60 minutos o hasta que veas que se puede clavar el cuchillo fácilmente.
  2. Pela el ajo, lava el resto de hortalizas y licua con la licuadora. A mí me facilita mucho el trabajo, ya que me ahorro tener que pelar los tomates y colar después el gazpacho para eliminar las semillas. De esta forma, sale todo sin cáscara y sin semillas en un santiamén. Pero si no tienes licuadora, a la antigua usanza: pela los tomates y tritura todo con la batidora de mano o vaso y después no te queda otra que colar el gazpacho. Es un poco tedioso pero absolutamente necesario.
  3. Pela las remolachas asadas y añádelas al gazpacho, junto al aove, el vinagre, la sal y la pimienta.
  4. Tritura con la batidora de mano hasta que quede un gazpacho muy fino. La remolacha hará las veces de pan y espesará el gazpacho. En este momento y en función de si te ha quedado muy espeso o no, decide si quieres añadir agua o dejarlo así, pero ten en cuenta que al día siguiente habrá espesado un poco más. También depende de si en casa lo tomáis con cuchara o en vaso. Yo personalmente lo tomo en vaso a modo de bebida fresquita, así que prefiero que no quede tan espeso y le añado unos 400 ml de agua aprox. para esta cantidad de gazpacho.
  5. Prueba y ajusta la cantidad de sal y vinagre y a la nevera! Está delicioso recién hecho, pero está mucho mejor cuando enfría totalmente. Si tienes prisa, divide en varios recipientes y mételo al conge 1 horita.
Gazpacho de tomate y remolacha

Consejos

Hay gente que añade pan para espesar el gazpacho y agua para recuperar de nuevo la textura líquida. De esta forma, se obtiene más cantidad de gazpacho, pero yo no te lo recomiendo. Al menos yo no lo veo necesario. Además, el pequeño truco de triturar la remolacha al gazpacho ya colado, hará las veces del pan y podremos añadir agua para equilibrar la textura y así sacar más cantidad de gazpacho. Y ya de paso, tomamos más fibra en vez de añadir hidratos innecesariamente.

También te aconsejo no añadir demasiado aceite de oliva para que el protagonista de la historia sea el sabor de las hortalizas; además, el resultado será un gazpacho mucho más ligero y depurativo. Y te garantizo que seguirá estando riquísimo.

Puedes añadir también un puñado de fresas y/o cerezas, ya que le dan un toque dulzón que combinan muy bien con el tomate y la remolacha.

Gazpacho de tomate y remolacha
Has hecho esta receta?
Si la has preparado, me encantaría que subieras la foto a tu Instagram y me etiquetaras @ladronadenaranjas

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo