Inicio RecetasSalsas y aderezos Pesto verde de espinacas y albahaca

Pesto verde de espinacas y albahaca

by La ladrona de naranjas
Pesto verde de espinacas y albahaca

El pesto es una salsa italiana que se suele elaborar para acompañar cualquier plato de pasta y que normalmente lleva albahaca, piñones, ajo, parmesano y aceite de oliva. Pero lo cierto es que tomando como base la receta original, se pueden hacer infinidad de variantes.

En esta ocasión, yo he usado espinacas porque quería que destacara la albahaca y como las espinacas tienen un sabor bastante neutro, son ideales para aportar fibra, vitaminas y minerales, sin alterar apenas el sabor.

Sin duda, creo que te encantará este pesto verde de espinacas y albahaca, ya que dista muy poco de la receta original en cuanto al sabor, y sin embargo, es mucho más nutritivo.

Así que te aconsejo que prepares más cantidad y dividas en botecitos listos para dar el toque de gracia a cualquier elaboración. Y como no hay albahaca todo el año y congela muy bien, yo aprovecho en verano para ir preparando pesto para el resto del año.

Porque uno nunca sabe cuándo puede necesitar un S.O.S. de puro umami en forma de delicioso pesto verde.

Pesto verde de espinacas y albahaca
Lo puedes utilizar como base de una pizza o coca (en lugar del tomate frito), o simplemente en una buena tostada de pan integral por la mañana. Para elaborar suculentos bocatas, ¡ah! y también simplemente untado en el hojaldre y con parmesano rallado, una delicia.

Detalles antes de comenzar

Dificultad Raciones Tiempo de
preparación
Tiempo de cocinado
FácilPara unos 400 ml de pesto 30 minutosHervir las espinacas 2 minutos y escaldar la albahaca 10 segundos

Ingredientes para el pesto verde de espinacas y albahaca

  • 300 gr de espinacas
  • 50 gr de albahaca fresca (sólo las hojas)
  • 30 gr de nueces
  • 20 gr de pipas de calabaza
  • 6 almendras
  • 3 dientes de ajo medianos
  • 50 gr de parmesano
  • 30 gr de otro queso curado que te guste (yo usé queso viejo de oveja)
  • 30 ml de aove
  • 60 ml de agua de la cocción de las espinacas y la albahaca
  • Sal marina fina y un toque de pimienta negra

Elaboración del pesto verde de espinacas y albahaca

  1. Ponemos al fuego abundante agua en una olla y cuando rompa a hervir, cocemos las espinacas lavadas unos 2 minutos. Añade también los 3 ajos pelados para suavizarlos un poco.
  2. Retiramos las espinacas y los ajos a un recipiente con hielo y agua muy fría.
  3. Mientras, en el mismo agua de la cocción, escaldamos las hojas de albahaca 10 segundos y las ponemos a enfriar en el mismo recipiente con las espinacas. Si vas a hacer pasta, te recomiendo usar este mismo agua para cocerla porque cogerá más sabor a albahaca.
  4. Dejamos unos 5 minutos en el agua fría y escurrimos bien. De esta forma, cortamos la cocción y fijamos la clorofila de ambas. La albahaca se oxida en seguida y con este proceso te garantizas que no se oxidará al triturarla después. Y además así nos quedará un pesto con un verde vibrante y precioso.
  5. En una sartén, tostamos los frutos secos a fuego medio, removiendo de vez en cuando y vigilando que no se quemen o te amargarán el pesto. Cuando las pipas de calabaza empiecen a saltar, es el momento de retirarlos de la sartén.
  6. Triturar todos los ingredientes juntos excepto el aove.
Pesto de espinacas y albahaca

Cuando quede una pasta fina, añade el aove y remueve a mano o con la batidora, dependiendo de si te gusta más o menos emulsionado.

Corrige de sal y ya está listo tu pesto verde de espinacas y albahaca.

Pesto verde de espinacas y albahaca

Consejos

En lugar de espinacas, puedes añadir cualquier verdura de hoja verde como por ejemplo rúcula, canónigos, col kale, collejas, etc… o cambiar los frutos secos por los que más te gusten: anacardos, avellanas, pistachos … Incluso puedes sustituir el parmesano por un buen queso curado que suelas consumir.

También está muy rico con brócoli y es una forma divertida de conseguir que los niños coman esta super verdura. Y no nos olvidemos del pesto rojo de tomates secos, que está para chuparse los dedos.

Sea como sea, lo cierto es que el pesto es una receta en la que puedes usar tu creatividad de mil formas. Lo importante es conseguir equilibrar bien los sabores.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo

 

 

Bienvenido a La ladrona de naranjas, un espacio donde quiero compartir contigo mis mejores recetas.

Cada día apuesto más por la sostenibilidad, así que mi cocina es una cocina sencilla y de temporada, con productos  ecológicos y en su gran mayoría de cercanía. 

Espero impaciente tus comentarios, sugerencias o lo que te apetezca compartir!

@2022 – All Right Reserved. Designed and Developed by La ladrona de naranjas

No se ha podido validar tu suscripción. Inténtalo de nuevo o ponte en contacto conmigo si lo prefieres
Gracias por suscribirte!

Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas en tu correo